Es la 4ª vez que vamos a Asturias por Semana Santa a casas rurales, pero esta vez ha sido la mejor, la casa nos ha encantado, preciosa por dentro y por fuera, unas vistas impresionantes, el interior perfectamente decorado hasta el mínimo detalle, las habitaciones(la nuestra era la rosa), muy bonita con un ventanal amplio y muy importante cama super cómoda que nos hacía llegar los últimos al desayuno, que por cierto vaya desayunos super completos y unos dulces caseros que Isabel prepara con todo el cariño. En todo momento te asesoran para que conozcas todo lo maravilloso que te ofrece Asturias, que no es poco. José María e Isabel de nuevo gracias por tratarnos tan bién y ser tan cercanos, volveremos sin duda. Iñaki y Pili.

Iñaki,